OK!

Alcance y diferencias del trabajo autónomo

By Vivian Flor Steimberg de Pilar city, Argentina.

 

Sabemos que hay dos lados del mostrador: el empleado y el otro.

El que está detrás del mostrador,  parece tener todo resuelto, ya que no tiene que pensar donde ir todos los días para hacer su trabajo, sabe qué días y horas debe trabajar, y cuáles son sus obligaciones. No parece tener dudas ni ansiedad. Parece tener tranquilidad económica y una situación cómoda.  Pero debemos resaltar en todas estas afirmaciones, la inclusión de la palabra “parece” porque como bien dice el refrán, no todo “lo que brilla es oro”.

Lo cierto es que, la relación de dependencia no es más que una forma de conformarse con lo que hay, poniendo en práctica, la famosa Ley del Menor Esfuerzo. Pero, al poco tiempo y como dice otro dicho popular, “lo barato sale caro…”, la dependencia se traduce en monotonía y rutina. El cumplimiento de un horario a rajatabla implica trasladarse  en las horas pico y soportar el stress de las manifestaciones, los paros, y las obras en la vía pública. Otra odiosa faceta de la dependencia es el necesario sometimiento al Jefe, que no es más que ponerle cara de feliz cumpleaños a sus caprichos y malhumor. La remuneración mensual, que debería traer seguridad económica, no es  más que un límite pre-establecido a tus  ingresos, cualquiera sea el esfuerzo  o el rendimiento diario. Tarde o temprano,  trae aparejado  la sensación de estancamiento personal y frustración.

En cambio, las personas que trabajan en forma autónoma viven el desafío permanente de  proyectar sus sueños, trazar sus objetivos, elaborar proyectos y arbitrar los medios para lograrlos. Mientras que el trabajo dependiente genera sometimiento, el trabajo autónomo potencia la creatividad y la iniciativa.  No tiene  límites, salvo su propia imaginación; y más importante no depende de otros sino de ti mismo.

Es que en el afán de la supervivencia material,  las personas muchas veces relegan  uno de los elementos más importantes para lograr la felicidad, que es la satisfacción personal.  La  gratificación que se obtiene con el éxito personal es   una enorme  fuente de energía para emprender y continuar las dificultades en la vida cotidiana. Cada uno de nosotros es el motor de nuestras ideas y nuestro desarrollo;  y recordemos que, no hay nada mas motivante que sentir que uno se supera día a día.

El trabajo autónomo es por excelencia el camino a seguir si queremos permitirnos crecer y evolucionar a través de nuestra propia iniciativa, creatividad, capacidad, esfuerzo y dedicación. Es una experiencia que nadie debe perderse si realmente lo desea…

 

 

 

 

 

 

 

 

Perfil de la escritora:

Vivian Flor Steimberg es abogada especialista en el Desarrollo Sustentable, recibida en 1990 – con honores- en la U.B.A., con una amplia experiencia en tribunales de más de 20 años en los fueros Civil,  Comercial y Laboral.  Nacida en New York, EEUU, donde vivió 16 años, y cuya enseñanza primaria y secundaria le ha permitido  incorporar conceptos de la sociedad Americana a su vida cotidiana en Buenos Aires. Trabajó activamente en acciones judiciales de mucha trascendencia en los medios contra la Contaminación por efluentes líquidos y gaseosos en la zona norte de Buenos Aires como asimismo, la “Invasión de Moscas” por falta de contralor de granjas ponedoras de huevos. Directora de ESAIN Empresa de Servicios Ambientales Integrales SRL. Actualmente, propicia la Campaña de Acción Positiva Ambiental (C.A.P.A) en sectores privados y públicos, que persigue como objetivo principal la Concientización de Problemática Ambiental.

 

 

Comentarios
Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Thanks to wordpress 4 themes, All Premium Themes and Download Free WordPress Themes Wireless Deals