OK!

Formas y contenido de los Contratos Colaborativos

By Ricardo Colusso, Buenos Aires city, Argentina.

 

Existen nuevas formas y variantes de contratos que buscan una mayor colaboración entre Clientes y Proveedores. Es por eso que en este artículo te proponemos algunas alternativas para avanzar en el camino de los Contratos Colaborativos.

Como primer paso vamos a empezar revisando rápidamente las cuatro formas básicas de acuerdos entre clientes y proveedores:

 

1) Contratos de precio y alcance fijos: los utilizamos cuando la contraprestación es cierta y directa. Por ej: queremos comprar sillas a un fabricante que ya vendió miles, o un servicio de limpieza, o una maquinaria que se fabrica en serie

2) Contratos de precio y alcance variables: también llamados “time & material”, sirven usualmente para organizaciones que contratan servicios de terceros, como los casos en que una empresa provee a otra de personas capacitadas que realizan tareas operativas y continuas

3) Contratos de precio variable y alcance fijo: se utilizan para casos de proyectos muy innovadores o de estimación muy difícil, como el diseño de una nueva máquina compleja

4) Contratos de precio fijo y alcance variable: utilizado en proyectos complejos donde se deben cumplir objetivos (generalmente definidos a nivel alto o medio) dentro de un presupuesto fijo

La recomendación es que siempre pensemos muy bien el tipo de contrato a utilizar para los diferentes tipos de prestaciones, ya que por ejemplo utilizar un contrato del tipo 1 (precio y alcance fijos) en proyectos donde pueden requerirse múltiples cambios nos puede dar muchos dolores de cabeza. Ejemplos de estos proyectos incluyen el desarrollo de software y la remodelación de un edificio.

 

También debemos mejorar constantemente la forma en que manejamos la natural tensión entre estimaciones de plazos, los objetivos de venta y los requerimientos de calidad. Además, para los tipos de contrato 2, 3 y 4 te proponemos: eliminar cláusulas superfluas y explorar la inclusión de términos colaborativos, incluyendo:

 

a) Una definición de alcance que contenga: visión detallada y los objetivos del negocio. Esto es especialmente válido cuando puede ser ilusorio (o muy costoso) disponer de una definición ultra- detallada de todas las tareas

 

b) Una definición de complejidad y esfuerzo como referencia: Utilizando estimaciones relativas que permitan reaccionar a cambios de necesidades, expectativas y dolores de los clientes, reemplazando tareas originalmente planeadas por otras muy importantes que no se hayan tenido en cuenta y se detecten durante el trabajo activo en el proyecto.

 

c) Un modelo cooperativo que incluya formas de evaluar performance y colaboración.

Clientes y proveedores pueden acordar los lineamientos básicos de colaboración para que el proyecto no se trabe o detenga, y cómo revisar frecuentemente si se cumplen  objetivos parciales. Para esto se definen gráficos y tableros para visibilizar el trabajo realizado, el trabajo en curso y las próximas tareas

 

d) Una fase de verificación para ver si se cumplen las hipótesis de performance y colaboración

 

e) Siempre que sea posible, condiciones de rescisión simples y que no acarren prejuicios serios a ambas partes. Para esto, a intervalos regulares debe proveerse de productos o servicios completos y utilizables.

 

Adicionalmente, es recomendable comenzar la relación cliente-proveedor con contratos cortos y de alcances pequeños que puedan renovarse automáticamente con el acuerdo de ambas partes.

 

 

 

 

Perfil del escritor

Ricardo Colusso es especialista en innovación aplicada a la creación y mejora de productos y procesos, además de experto en manejo ágil de proyectos. Socio, coach e instructor en Métodos y Prácticas ágiles en Kleer, también realiza investigaciones y publica trabajos sobre métodos y herramientas para acelerar el nivel de creatividad e innovación en organizaciones y coordina talleres de innovación en empresas y comunidades. Graduado en Sistemas en la Universidad de Buenos Aires (1990) y como MBA en International Business en Lynn University (Florida, Estados Unidos, 2000), su trayectoria incluye 10 años de trabajo como Product Planner en el grupo de desarrollo de Office en Microsoft Corporation, y la aplicación de técnicas modernas de investigación de mercado y necesidades de usuarios en varios países de Latinoamérica y Europa.

 

Comentarios
Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Thanks to wordpress 4 themes, All Premium Themes and Download Free WordPress Themes Wireless Deals