OK!

La comunicación es el principal problema de las personas en su ámbito de aplicación

By Guillermo Pérez de Lima city, Perú

“Todos sabemos qué decir, pero no todos saben cómo decirlo”.

El no saber cómo decir las cosas, ante otras personas, es el problema principal en las relaciones sociales y su impacto se ve reflejado principalmente en su ámbito laboral, Familiar y  Social.

No todas las personas saben expresarse de forma asertiva, empática y en el momento oportuno.

Esto revela la crisis de la comunicación en la familia, empresa y sociedad afectada por su mal desempeño.

Para mí, la comunicación es aprender a observar con respeto y escuchar empáticamente a una persona o equipo, para poder identificar mejor: sus necesidades, intereses y expectativas, desde su perspectiva, desde sus prejuicios, sus miedos, su forma de ver la vida y no pretender imponerle la nuestra.

Esta forma de comunicación nos permitirá saber qué decir, pero sobre todo, cómo manifestar las cosas y ser percibido adecuadamente.

No olvidemos que en comunicación existe la denotación o significado real de la palabra que da el diccionario.

Y también existe la connotación, que es la forma como cada quien percibe, interpreta las palabras, reflejo de su experiencia, prejuicios personales y costumbres.

Por eso afirmamos en que: el sentido común, es el menos común, de los sentidos.

Por ejemplo, en el trabajo, en la empresa, todos saben qué decir, pero la mayoría no saben cómo expresarse, cómo alternar con su compañero de trabajo.

Menos, saben cómo relacionarse entre hombres, mujeres y personas de distinto género. Tema muy sensible y que lleva a malos entendidos, faltas de respeto e incluso acoso laboral.

Tampoco, entre gerentes, jefes con sus “subordinados”, entre mandos medios con el personal bajo su responsabilidad y así, en toda la estructura jerárquica, de “arriba hacia abajo”.

Ni entre “iguales”.  Ya sea gerentes con gerentes, mandos medios con mandos medios y obreros con obreros, alterando el clima laboral, rompiéndose la armonía y creando un ambiente, carente de respeto, entre los miembros de un equipo de trabajo, lo que la terminará perjudicando económicamente a los miembros de la empresa o institución.

Pues, donde no hay respeto, nunca habrá ni motivación, ni fidelización interna, ni trabajo en equipo. Por lo tanto, el trabajador “se ocupará” de su rol, solo esperando su pago a fin de mes y punto.

Una empresa, con un clima laboral donde reina una “paz morbosa”,  no irá nunca a su máximo potencial.

De ahí la necesidad e importancia de invertir en comunicación interna, no solo capacitando a los trabajadores en los temas técnicos de su especialidad particular, sino, sobre todo, en Desarrollo Humano e Integración, cada cierto tiempo.

Desde el gerente hasta el personal de limpieza, todos son personas. Son padres/madres de familia y tienen problemas personales, familiares, de salud, etc., y sus compañeros de trabajo son su “familia alternativa”, ya que pasan tanto o más tiempo con ellos, que con las empresas, no tienen un espacio para expresar y consultar sus dudas, incertidumbres, angustias y necesitan recibir ayuda y orientación Psicológica.

En nuestro caso particular, al trabajar comunicación interna, desarrollamos las capacitaciones con metodología vivencial, participativa y constructivistas, brindando orientación y ayuda Psicoterapéutica a quien lo solicita, como siempre pasa, ya que siempre logramos ganarnos la confianza de los que están siendo capacitados.

En particular, oriento y ayudo cuando formo un taller de Desarrollo Humano o Personal, aplicando la Escucha Empática Personalizada con cada uno. Oriento o explico, solo cuando me consultan o es necesario en ejemplo para explicar una idea a los participantes del taller. Que en buen romance, sería una terapia grupal.

Volviendo al tema, si a esto le añadimos, por ejemplo, que en la Familia, la mayoría de hombres, no saben cómo tratar con una mujer y viceversa. No saben cómo alternar, vincularse entre sí, sobre la base del respeto y la empatía.

Ambos, saben qué decir pero no saben cuándo Callar, cuándo Escuchar Empáticamente, menos saben Cómo expresarse, ni cuándo es oportuno hacerlo. Tampoco saben ambos, qué palabras gestos y actitudes evitar, para no alterar más el vínculo de pareja.

Entonces, si no se sabe cómo y cuándo hablar y callar con la pareja, dentro de los márgenes de la empatía y respeto mutuos. Con mayor razón, tendrán problemas para comunicarse con sus hijos y será muy sencillo que estos pierdan la confianza en sus padres.

En sociedad, la mayoría de personas no sabe cómo alternar, no saben cómo iniciar una conversación, con otras personas desconocidas, no solo por temor al rechazo, sino por riesgo de ser mal interpretado.

Sobre todo, en esta época de crisis social, donde las sospechas, desconfianzas y suspicacias respecto al “otro”, han  desencadenado que “el miedo se apodere” de las personas que deseen salir a la calle.

El problema es que la gente no sabe identificar a una persona confiable y distinguirla de una que no lo es. No olvidemos que el miedo crea a la víctima. Que uno teme lo que desconoce o no comprende.

De ahí la importancia de intentar Empatizar con todas las personas con las que nos relacionemos. Preguntarnos: ¿“Cómo me sentiría yo si fuera él/ella, qué me tendría que pasar o haber pasado, para actuar como lo hace? Uno no puede dar aquello que no tiene, sino solo ofrecer lo que recibió.

Si alguien se comporta de manera agresiva, no es de la nada. Todo tiene una causa y explicación. Todo tiene una razón de ser. El intentar Empatizar con ella, el comprenderla/lo nos permitirá saber cómo lidiar con él/ella.

Precisando que el hecho que comprendamos algo, no significa que lo justifiquemos.

La crisis ha llegado a nivel tal que, si alguien (hombre o mujer) recibe un saludo con una sonrisa, lo puede interpretar, desde amabilidad hasta acoso sexual.

Su interpretación se basará en sus diversas experiencias que ha vivido en el pasado, no comprendido o no superado, junto con los prejuicios que de ellas surgen.

Lamentablemente, la gente asume su miedo y sus prejuicios, con una actitud pesimista que se basa en la frase “piensa mal y acertaras”

Las actitudes, los gestos, los actos son los que delatan la esencia de una persona. Las palabras no.

Se dice: “soy responsable de lo que digo, pero no me hago responsable por cómo me perciban”. Esto puede ser cierto pero no contribuye para mejorar el entendimiento entre personas.

Sí, no puedo convencer a todos de cuál es o era mi verdadera intención, por muchas explicaciones que dé, ya que todos tienen la mente llena de su propia noción de lo “bueno”,  “malo” y sus verdades o “dogmas de fe”. Pocos son los que la tiene abierta a lo nuevo, a lo diferente, a lo distinto.

No, pues uno debiera tratar de ponerse en el lugar de la persona e intentar comprender su sentir. Para ello, es importante aprender a Escuchar Empáticamente o Empatizar, para poder comprender y saber qué  lenguaje utilizar (siempre adecuado a la persona o grupo sociocultural, con el que nos queremos comunicar)

Siempre, usar palabras claras y sencillas y asumir una actitud congruente, coherente. Es decir, hacer lo que uno dice y cómo lo dice, en todo momento. Eso aminorará las distorsiones y fomentará la confianza interpersonal.

Otro problema fundamental de la comunicación es que lo obvio, por  ser tal, nadie lo toma en cuenta. No debemos dar algo como “obvio”, “evidente”, “se supone”, “se sobre entiende”, “era lógico”. No, pues no existe el “sentido común”, como señalamos líneas arriba.

Lo ideal es precisar cada cosa que decimos y confirmar con la otra persona si comprendió o no. Es fundamental el confirmar cómo se nos percibió. Estar al tanto de qué connotación le dio.

Para quién desea mejorar su comunicación, debería aprender primero a Observar con Respeto y Escuchar Empáticamente, para saber qué palabras usar, con determinada persona y determinar qué tono de voz y forma, le puede agradar, para ser percibidos como nosotros deseamos. Es decir, adecuarnos a quién nos escucha o con quien nos comunicamos.

Aparte de ser lo más claro y específico posible. Usar ejemplos para graficar, a qué nos referimos, con la mayor exactitud y precisión.

Entendamos que cada persona es única y diferente. ¿Qué la hace así? La cantidad y calidad de experiencias que ha tenido y lo que aprendió de estas. Eso la hace diferente.

Nadie es mejor, ni peor, ni es más, ni menos, ni superior, ni inferior. Estos conceptos prejuiciados reflejan la experiencia de quien los usa.  Esa actitud, solo evidencia, la ignorancia de no saber convivir con personas que piensan o actúan diferente a las costumbres o ideas de uno.

La agresividad es la máscara del miedo a lo que se desconoce y no se comprende.

Por eso hablamos del nuevo paradigma: La Comunicación/Escucha Empática Intercultural. Necesaria, en tiempos de negociación y gestión globalizada Intercultural, entre personas y grupos.

Finalmente, nunca uno podrá EMPATIZAR con un “emisor”, “receptor” y otras etiquetas que nos deshumanizan. Es un error usar estos constructos (propio de la Cibernética: computadoras u ordenadores) y creer que “feedback” pueda ser sinónimo de empatía o comprensión entre 2 personas distintas.

El feedback, es solo intercambiar información, como al “chatear” o escribir en el Twitter. El confundir feedback o Intercambio de Información con Empatizar, es lo que genera esta crisis de comunicación, dialogo, comprensión, entendimiento, entre personas distintas.

 

 

 

 

 

Perfil del escritor:

Guillermo Pérez es Máster en Ciencias Sociales con mención en Desarrollo Humano en medios socios culturales diferente de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales  en FLACSO. Licenciado en Ciencias de la Comunicación, con especialidad en relaciones públicas de la Universidad San Martín de Porres. Lic. en Psicología y facilitador del Desarrollo Humano en la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Cuenta con tres diplomas:  Diploma Internacional en Gestión del Talento Humano (ESAN),  Diploma en Gestión de empresas (Universidad Diego Portales) de Chile y Diploma en Marketing de la Universidad del Pacífico. Ex catedrático en la Universidad Peruana Cayetano Heredia, Comunicador  Sénior experto en Marketing, Negociación y Manejo de Crisis, RRPP, Conferencista y Psicólogo especializado en RRHH con experiencia en las sierras, selva y sectores urbanos marginales de la ciudad de Lima y otras provincias de Perú.

 

 

Comentarios
Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Thanks to wordpress 4 themes, All Premium Themes and Download Free WordPress Themes Wireless Deals