OK!

Nueva Frontera de los Recursos Humanos

By Belén Milone Zabala  de Mendoza city – Argentina 

En el transcurso de esta nota, vamos a analizar al área de Recursos Humanos desde la perspectiva de la Responsabilidad Social Empresaria. Considerándola en el ámbito interno de la organización y como punto inicial para un proceso de cambio de perspectiva en la empresa.

Hace unos años, resuena en el ámbito empresarial el término de Responsabilidad Social Empresaria. La mayoría de las personas, por desconocimiento, consideran que es una manera de contribuir con la sociedad a través de la ayuda empresaria, Filantropía. La realidad es que Responsabilidad Social abarca procesos  que llevan a realizar gestiones internas y externas con fines estrátegicos que permiten mejorar la imagen de ésta en esos encuadres.

Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la responsabilidad social es el conjunto de acciones que toman en consideración las empresas para que sus actividades tengan repercusiones positivas sobre la sociedad y que afirman los principios – valores por los que se rigen, tanto en sus propios métodos y procesos internos como en su relación con los demás actores. La RSE (Responsabilidad Social Empresaria) es un valor estratégico,  voluntario, proporciona reconocimiento social, es una inversión y va íntimamente ligada a la reputación, diferenciación y competitividad.

Hoy en día,  la palabra cambio se ha hecho familiar en el ámbito empresarial  y se ha convertido en un protagonista del quehacer  organizacional. Quien no se adapte al cambio no logrará sobrevivir. Por lo que, es necesario que las organizaciones puedan “desaprender”, para abrir las puertas a nuevas experiencias indispensables para producir futuros aprendizajes. Los empleados demandan, hoy en día y cada vez más, una atención y cuidado que va  más allá del rédito económico; para que las organizaciones retengan personal valioso, es necesario que cuenten con:

1.    Valores definidos

2.    Formación y Capacitación (Idiomas, Posgrados, Master)

3.     Flexibilidad (home office, horario flexible)

4.     Gran conciencia por el bienestar general de la sociedad

 Hay una gran batalla por la retención de talentos, ya que cuando no se  cumplen las necesidades anteriormente mencionadas, los empleados buscan otras organizaciones que puedan satisfacer dichas necesidades. Y es precisamente desde ahí, de la importancia que la dimensión social de las empresas ha llegado a tener, desde donde surge la denominada Responsabilidad Social Empresarial.

La RSE tiene como principal objetivo mantener y desarrollar la relación con sus Stakeholders o Grupos de Interés, que son: Clientes, Proveedores, Socios de Negocio, Accionistas y Propietarios, Competencia, Entorno Económico, Financiero, Social y Medioambiental y el Personal.

El personal es el motor y eje central de toda empresa. La Gestión de Responsabilidad Social Interna (RSI) puede operarse desde el Área de Recursos Humanos: la RSI supone la faceta interior de la RSE y afecta al personal, a la salud y seguridad en el trabajo y a la gestión del cambio y sus implicaciones. También se interesa por las consecuencias medioambientales de las decisiones empresariales, las prácticas y la gestión de los recursos naturales utilizados en la producción, especialmente si afectan a los trabajadores.

La Gestión de Recursos Humanos contempla todas las actividades que tienen como objetivo el desarrollo del factor humano empresarial. Dentro de las funciones de RR.HH., hoy en día se necesita de una actualización constante, para poder estar al tanto de lo nuevo que aparece en el mercado de las soluciones para la gestión de personas, tal como nuevas tecnologías y uso de herramientas novedosas (Reclutamiento 2.0, Dircom 2R, elearning, etc.). Para poder llevar a cabo gestiones creativas y exitosas, se requiere aplicar la nueva visión y filosofía de orientación empresarial que abarca la RSE en el ámbito Interno.

Son cada vez más las empresas (grandes, medianas y pequeñas) que aplican Programas de Responsabilidad Social Interna. De hecho, hay reconocimientos y premios para algunas empresas que logran distinguirse por sus políticas de RSI.

Un ejemplo de ello, es que desde el Área de Recursos Humanos se aplique una amplia gama de beneficios por el personal, tales como:

·         Plan de Desarrollo de competencias, progreso personal y laboral y de políticas de igualdad.

·         Fortalecimiento de la familia, bienestar de los hijos, recreación personal y familiar a través de actividades recreativas.

·         Seguridad en el lugar de trabajo, condiciones de trabajo dignas.

·         Promoción de una buena imagen de la compañía en el personal a través de una mejora gradual de la comunicación interna, mejorando la información en la empresa.

·         Participación e implantación de la acción social a través de programas de voluntariado corporativo.

·         Seguimiento de normativas concretas, con procesos y procedimientos certificables.

·         Gestión del impacto ambiental y de los recursos naturales, incluyendo por ejemplo la disminución del consumo de recursos o de los deshechos y de las emisiones contaminantes o la política integrada de productos.

·         Aplicar estrategias de generación y mantenimiento de un clima organizacional favorable y adecuado para facilitar las actividades diarias, la integración social, el compromiso y la lealtad con la empresa.

 Los resultados que obtienen las empresas que implementan eficientemente RSI son  altamente positivos, los empleados se sienten motivados, se fomenta el trabajo en equipo, se identifican con las causas y acciones de la empresa, mejora del clima laboral, etc.

La Responsabilidad Social Interna atraviesa transversalmente todas las funciones y políticas del Departamento de Recursos Humanos, incorpora en todos los ámbitos la sensibilidad sobre lo social, sobre las personas y sus relaciones y sobre el ambiente. Es por ello que la Responsabilidad Social Interna cumple un papel orientador e innovador en todos los procesos de Recursos Humanos. Lo que implicará mayor compromiso y confianza en los empleados. A mayor conciliación, mayor eficiencia.

Aparece la nueva frontera, en la que los protagonistas son los integrantes del Área de RR.HH., que serán los responsables de  implementar la RSI como competencia en el mercado actual para poder generar bienestar y felicidad primero en los miembros de la organización y luego, alineados con la Responsabilidad Social Empresaria, en la sociedad y en los demás Grupos de Interés.

 

Perfil del escritor: 

Belén Milone Zabala  es Lic. En Relaciones Humanas. Universidad Champagnat, Mendoza, Argentina. Cuenta con un Master en Responsabilidad Social Corporativa realizado en la Escuela Internacional de Dirección Empresarial, Madrid, España. Es Diplomada en Marketing, Fundación Universitas y actualmente realizando una Especialización en Psicología Laboral. Ha sido asesora de RR.HH. en empresas internacionales y nacionales, como así también, organizadora de eventos de creatividad empresarial, con manejo de Inglés fluido y un gran interés por el área Soft de Recursos Humanos.

Hace unos meses ha llegado a Mendoza para seguir desarrollándome en lo que es su pasión: Recursos Humanos.

Comentarios
Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Thanks to wordpress 4 themes, All Premium Themes and Download Free WordPress Themes Wireless Deals