OK!

Beneficios directos e indirectos al invertir en seguridad e higiene

By  Victor Ignacio Almirón de La Plata city, Buenos Aires.

En esta oportunidad voy a expresar y desarrollar los beneficios directos e indirectos que obtienen  las empresas al llevar a cabo las inversiones correspondientes referentes a la seguridad e higiene laboral.

Si bien cuando se hace mención de la frase “Seguridad e Higiene” muchos consideran y creen que este concepto es algo novedoso, que se está implementando desde no hace mucho tiempo, es importante saber que este concepto es desacertado ya que la Ley Nacional de Seguridad e Higiene Laboral N° 19.587 fue sancionada y promulgada el 21 de abril de 1972, y desde entonces vigente hasta la fecha.

Si se analiza la situación actual respecto a las condiciones de HyS (Higiene y Seguridad) con las que se trabaja hoy en día, se podrá notar un avance significativo en comparación con una o dos décadas atrás, sin embargo, aún resta un largo camino por recorrer para lograr los verdaderos resultados deseados por parte de todos los profesionales en la materia.

La clave principal para obtener y poder lograr una gestión satisfactoria sobre HyS, se basa principalmente en capacitar y concientizar a los titulares, apoderados y directivos de las empresas sobre la importancia de generar inversiones en la materia y los beneficios que podrán obtener por dicha gestión.

Si efectuamos un análisis del significado de la palabra Inversión, comprendemos: “Empleo de una cantidad de dinero en una cosa para conseguir ganancias”; en las inversiones de HyS no se verán ganancias monetarias directas, es decir, la recepción de dinero; pero se podrán obtener muchos beneficios directos e indirectos.

A continuación se hace mención y un análisis de cada uno de ellos.

Desde el análisis humanitario psicológico: no es nada grato presenciar la ocurrencia de un siniestro de un compañero laboral, ya que esto puede generar una alteración psicológica en el entorno develando un temor a que dicho hecho pueda ocurrirle a ellos, agravándose, si el siniestro resulta grave o fatal. En estos casos las alteraciones emocionales en las personas pueden manifestarse en la desmotivación, desatención y duda al ejecutar las tareas afectando el desarrollo normal de la producción.

Se ha comprobado, a través de estudios de campos psicológicos y psicosociales que una empresa que cumple y sigue con los estándares de Higiene y Seguridad Laboral, genera un ambiente de trabajo confortable y seguro para los trabajadores y sus visitantes, logrando de esta manera mantener un nivel de productividad continuo y mejorando la calidad de los servicios y en consecuencia el producto final.

Uno de los principales resultados deseados a obtener es la reducción de la tasa de siniestralidad, cuyo objetivo trae consigo muchos beneficios.

Al lograr la reducción y minimización de la cantidad de accidentes ocurridos, se podrá obtener la disminución de días pedidos a causa de los siniestros. Esos días perdidos generan una interrupción en la producción continua, minimizando los tiempos efectivos de producción.

Para poder minimizar las variables y alteraciones en la producción continua, las empresas se ven obligados a que otros trabajadores lleven a cabo horas extras o a contratar personal adicional para cubrir los puestos de los trabajadores accidentados, incrementado así los costos de producción.

Por otro lado, dependiendo la naturaleza y magnitud de los siniestros, en los casos de incendio o derrames, puede llegar a resultar de estos sucesos, alteraciones modificación y pérdidas de la propiedad o daños al medio ambiente significativos, donde las empresas se verán obligadas a efectuar inversiones no programadas para remediar las consecuencias resultantes de dichos acontecimientos.

Cuando las empresas estadísticamente registran una elevada frecuencia de accidentes corren el riesgo de ingresar, de acuerdo la legislación vigente, al listado dictaminado por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (S.R.T.), dentro de las Empresas con alta siniestralidad. Una empresa a la que se le aplicare dicha legislación, deberá presentar un plan de trabajo anual de mejoras, recibiendo periódicamente inspecciones de los entes competentes verificando el cumplimiento de las mejoras programadas. Además puede generar un incremento en la alícuota abonada a la A.R.T. contratada.  Si no se llevase a cabo la adecuación de los ítems declarados en el plan de trabajo, también serían apacibles de percibir multas económicas y clausuras.

Cuando se presentan inspecciones o verificaciones por parte de los entes reguladores, y se detectan situaciones de riesgos potenciales graves, los mismos cuentan con la facultad de aplicar sanciones de clausuras parciales o totales, lo que conlleva a la interrupción de la producción, debiendo la empresa continuar abonando remuneraciones sin producir, adecuar las situaciones detectadas y pagar las multas correspondientes.

Así mismo, los valores elevados en la siniestralidad de las empresas que tienen acuerdos o convenios con clientes normalizados, puede generar la pérdida o dificultades para mantener dichas relaciones, ya que se consideran empresas riesgosas desde el punto de vista de la Higiene y Seguridad Laboral.

Las inversiones de HyS, no deben limitarse a la contratación de un servicio Seguridad e Higiene laboral, sino que, es de suma importancia gestionar la aplicación de las distintas recomendaciones mencionadas por dichos profesionales, ya que los mismos poseemos la capacidad de evaluar y detectar situaciones de riesgos potenciales que pudieran genera accidentes o enfermedades profesionales y garantizar las condiciones y metodología de trabajo seguro de acuerdo a las exigencias legales vigentes.

La implementación de seguridad e higiene en un empresa no es responsabilidad de algunos, sino de cada miembro de la misma; de esta manera se podrán obtener metas u objetivos generado producción con seguridad.

 

 

 

 

 

 

Perfil del escritor

Almirón Victor Ignacio. Es asesor en Seguridad e Higiene, Salud Ocupacional y Medio Ambiente de diferentes empresas. Docente del curso “Introducción a la Seguridad e Higiene Laboral”, “Prevención y Extinción de Incendio”, “Seguridad en la Construcción”, “Señalización”, “Seguridad en Gestión Hotelera y Gastronómica”, “Riesgos Físicos, Químicos y Biológicos”, “Bioseguridad” en la UBA y en las distintas sedes de Capacitarte UBA. Además, dictó “Introducción a la Seguridad e Higiene Laboral”, “Seguridad en la Construcción” para proyecto del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Fue Docente en Instituto del Bicentenario de la ciudad de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, en las cátedras: “Administración de las Organizaciones”, “Higiene y Medio Ambiente I”, “Estudio del Trabajo y Ergonomía”, “Control de la Contaminación”de la Carrera Técnico Superior en Seguridad, Higiene y Control Ambiental Industrial; “Seguridad e Higiene laboral” de la carrera Técnico Superior en Administración de Recursos Humanos, “Seguridad e Higiene laboral” de la carrera Técnico Superior en Logística. Cómo así también, Coordinador Académico de la carrera Técnico Superior en Seguridad, Higiene y Control Ambiental Industrial. Ha dictado la cátedra “Seguridad e Higiene” en IGA – Instituto Gastronómico, y ha sido docente especializado en  “Seguridad e Higiene” en el Programa jóvenes con más y mejor trabajo a cargo del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la  Superintendencia de Riesgo de Trabajo Fundación PROEM en los Municipio de Tigre, San Isidro y  Pilar dela Provincia de Buenos Aires.

 

 

Comentarios
Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Thanks to wordpress 4 themes, All Premium Themes and Download Free WordPress Themes Wireless Deals