OK!

¿Qué es lo que hay que denunciar como accidente laboral o enfermedad profesional?

By Victor Ignacio Almirón de La Plata city, Argentina.

En esta oportunidad plasmaré en el presente, la problemática habitual que surge en las empresas a la hora de realizar las denuncias de los siniestros laborales y/o enfermedades profesionales del personal a cargo.

Debido a la falta o escaso conocimiento y asesoramiento de las empresas respecto de la Higiene y Seguridad Laboral, las mismas denuncian ante su ART (Aseguradora del Riesgo del Trabajo) sobre situaciones que no deben considerarse vinculadas al ámbito laboral, generando así una denuncia de un suceso no contemplado como accidente laboral y/o enfermedad profesional, y la cual, no es cubierta dentro de las prestaciones de las ART, y al mismo tiempo dejan registrado un incremento en las estadísticas de siniestralidad de las empresas.

Para poder abordar la temática debemos exponer los conceptos correctos de las terminologías antes mencionadas.

En primera instancia, iniciaremos con la terminología ACCIDENTE. A la hora de definir esta palabra, encontraremos definiciones complejas, pero la simplificaremos para su ágil comprensión.

Un ACCIDENTE es un hecho indeseado e inesperado, que arroja como consecuencia, lesiones a personas, máquinas y/o equipos.

Ampliando y profundizando el concepto, diremos que es un hecho o suceso, algo que ocurre; indeseado e inesperado por un gran porcentaje de los trabajadores, ya que una persona no desea sufrir un siniestro o aguarda en el trabajo las ocurrencias del mismo. Respecto a la frase “por un gran porcentaje de los trabajadores”; hace referencia a que una población de trabajadores bajo una estructura organizada genera intencionalmente la ocurrencia de los accidentes con el fin de percibir alguna indemnización por parte de las ART o iniciar acciones legales contra las empresas, tomando esta acción como metodología de trabajo (Forma de vida), cambiando de trabajo frecuentemente y provocando estas situaciones, perjudicando significativamente a las compañías. La última sección de la definición expresa, que este suceso puede generar lesiones a personas, considerándolo accidentes personales; y/o máquinas y equipos (Accidentes materiales).

Existe otra terminología, mal empleada por la población, y esta es: INCIDENTE. Un Incidente es un hecho inesperado e indeseado que NO provoca lesiones a personas máquinas y/o equipos. Esta definición es muy semejante a la de accidente, pero en este caso no genera lesiones. La referencia de mal empleada, hace mención a que si uno analiza el vocablo en la difusión de noticias a través de distintos medios, los mismos expresan, “incidente en la autopista entre dos vehículos, tres personas resultan heridas”. Si hay lesionados o daños materiales no aplica la terminología “incidente”, sino que debe referirse al suceso como accidentes.

Los accidentes se subdividen en dos grupo principales. Primero, los que se consideran ACCIDENTES LABORALES, son todos aquellos que ocurren dentro de la jornada de trabajo, y se aclara “Jornada de Trabajo”, no lugar de trabajo, debido a que muchas actividades no poseen espacio físico fijo de trabajo, tal es el caso de vendedores, comisionistas, deliverys, repartidores, etc. Si efectuamos la aplicación de espacio físico, estas actividades laborales quedarían exentas de la aplicación.

Los segundos, son aquellos denominados ACCIDENTES IN-ITINERE, de los cuales las empresas desconocen parcial o totalmente la normativa vigente. Estos son todos aquellos que ocurren en el trayecto desde la vivienda del trabajador hasta su trabajo y viceversa. Para considerarse como tales, estos deben ocurrir en trayectos habituales y posibles declarados por el empleado.

Un gran error que comenten las empresas al respecto, es transmitir información errónea a los trabajadores, expresándoles que la cobertura es de un tiempo límite (Una hora). Ya que hay trabajadores que demoran habitualmente 30 minutos, mientras que otros demoran tal vez hasta dos horas, este último tendría una cobertura parcial y no sería justo para todos los trabajadores. Por lo tanto no se deben limitar a tiempo, sino que debe contemplarse el tiempo necesario que demande llegar a destino.

Por otro lado, si un trabajador altera o modifica alguno de los recorridos habituales debe informarlo a sus empleadores para que los mismos informen a la aseguradora, a fin de que en caso de sufrir un accidente la cobertura no quede sin efecto. La normativa contempla cuatro situaciones que si el trabajador modifica su recorrido, y van a ser contemplados como accidentes in-itineres.

La primera es por fuerza mayor ajena a la voluntad del trabajador. Por ejemplo, el trabajador finaliza su jornada laboral y se dirige a su domicilio en transporte público (Colectivo), en cierto punto del trayecto se detecta corte de la vía, ya sea por obra, piquete, inundación, y el chofer de la unidad desviará el recorrido, si ocurriera un siniestro en dicha modificación se contemplará dentro de los in-itineres, ya que dicha alteración fue por fuerza mayor ajena a la voluntad del trabajador.

La segunda, refiere a la cobertura brindada cuando el trabajador concurre a establecimientos educativos, ya sea porque concurre a la facultad luego de finalizada su jornada laboral, asiste a curso, etc. Dicho trabajador cuenta con la cobertura hasta el establecimiento educativo.

También se contempla la modificación en el  recorrido por enfermedad, por ejemplo si el empleado luego del trabajo concurre a un establecimiento sanitario a cuidar a un familiar o a otro domicilio para dicha acción.

Por último, también se contempla si el trabajador notifica a través de medio escrito con 72 horas de anticipación que va a modificar dicho recorrido para llevar a cabo algún trámite personal.

Otra definición a desarrollar es la aplicable a ENFERMEDADES PROFESIONALES, estas son todas aquellas enfermedades o patologías que un trabajador puede adquirir en consecuencia de la exposición a los riesgos físicos, químicos y/o biológicos durante el desarrollo de sus tareas laborales. Por ejemplo: si un trabajador efectúa tareas en un sector donde los niveles sonoros superan los 85 dB, este  puede padecer hipoacusia  como consecuencia de la exposición al riesgo físico (Ruido).

También desarrollamos el concepto de ENFERMEDADES INCULPABLES, y son aquellas que se generan o padecen por situación totalmente ajena al ámbito laboral.

Con estos conceptos ya desarrollados las empresas deben diferenciar los mismos con el fin de poder llevar a cabo las denuncias de siniestros y/o enfermedades profesionales en forma correcta.

Debido a la falta de conocimiento respecto de los conceptos o escases de información al respecto, las empresas realizan denuncia ante su ART de accidentes e enfermedades inculpables, por lo que principalmente este tipo de suceso no es contemplado por la legislación vigente para ser cubiertas dentro de las prestaciones de las ART.

Es fundamental la capacitación del personal al respecto para poder clasificar el suceso e identificar su naturaleza, principalmente de los mandos medio y personal que desarrolla las gestiones pertinentes ante la ART (Denuncias de siniestro).

Si bien la legislación permite que el trabajador cuente con el derecho de efectuar la denuncia de su propio siniestro, es fundamental que las empresas cuenten con un sistema de informe y denuncia interno organizado, con el fin de evitar la realización de denuncias erróneas, por ello la relevancia esencial de que los trabajadores, siempre que sea posible, informen a la empresa sobre el hecho para que ellos gestiones las acciones pertinentes ante la ART.

Se considera de gran utilidad y valor agregado, capacitar al personal, transmitirles la información necesaria para que sean idóneos y así se eviten confusiones o interpretaciones incorrectas.

Si las empresas llevan a cabo una política interna de denuncia y seguimiento de siniestro podrán obtener buenos resultados respecto a las denuncias falsas o erróneas.

 

 

 

Perfil del escritor

Almirón Victor Ignacio es asesor en Seguridad e Higiene, Salud Ocupacional y Medio Ambiente de diferentes empresas. Docente del curso “Introducción a la Seguridad e Higiene Laboral”, “Prevención y Extinción de Incendio”, “Seguridad en la Construcción”, “Señalización”, “Seguridad en Gestión Hotelera y Gastronómica”, “Riesgos Físicos, Químicos y Biológicos”, “Bioseguridad” en la UBA y en las distintas sedes de Capacitarte UBA. Además, dictó “Introducción a la Seguridad e Higiene Laboral”, “Seguridad en la Construcción” para proyecto del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Fue Docente en Instituto del Bicentenario de la ciudad de San Miguel, Provincia de Buenos Aires, en las cátedras: “Administración de las Organizaciones”, “Higiene y Medio Ambiente I”, “Estudio del Trabajo y Ergonomía”, “Control de la Contaminación” de la Carrera Técnico Superior en Seguridad, Higiene y Control Ambiental Industrial; “Seguridad e Higiene laboral” de la carrera Técnico Superior en Administración de Recursos Humanos, “Seguridad e Higiene laboral” de la carrera Técnico Superior en Logística. Cómo así también, Coordinador Académico de la carrera Técnico Superior en Seguridad, Higiene y Control Ambiental Industrial. Ha dictado la cátedra “Seguridad e Higiene” en IGA – Instituto Gastronómico, y ha sido docente especializado en  “Seguridad e Higiene” en el Programa jóvenes con más y mejor trabajo a cargo del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la  Superintendencia de Riesgo de Trabajo Fundación PROEM en los Municipio de Tigre, San Isidro y  Pilar dela Provincia de Buenos Aires.

 

 

 

Comentarios
Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Thanks to wordpress 4 themes, All Premium Themes and Download Free WordPress Themes Wireless Deals