OK!

Retos de las relaciones públicas empresariales

By István Kovács Halay, Lima City – Perú.

La competitividad, la apertura de mercados, la interdependencia económica, la consolidación de grandes bloques económicos entre otros hechos y las crisis económicas obligan a las organizaciones empresariales de hoy a reinventarse mediante el uso de estrategias como el rebranding y tratar de ver a la competencia no como enemiga de sus intereses económicos y de crecimiento, sino más bien como posibles aliadas estratégicas para afrontar con mayor éxito los retos que nos plantea este mundo cada vez más cambiante y exigente.

Todo ello debe estar inspirado en mejorar la calidad de trato que las organizaciones deben dar hacia sus públicos. Ese trato es el que marca la diferencia entre empresa y empresa, partiendo desde adentro con el fomento de un clima de trabajo que inspire mejorar día a día la calidad de servicio que brinde nuestro personal hacia la sociedad. Eminentemente esta es tarea de las Relaciones Públicas. Por ello es que son las Relaciones Públicas las que impulsan dichas transformaciones en sus campos de acción que permitan que las organizaciones puedan enfrentar con éxito los desafíos que nos impone la sociedad.

Ante esta realidad, las Relaciones Públicas asumen la gran tarea de establecer y perfeccionar nuevos modelos de cambio que permitan a las organizaciones desarrollar acciones y estrategias que optimicen las relaciones entre las organizaciones y la sociedad dentro del respeto a la dignidad humana y de esta manera atenuar las consecuencias negativas que pueda acarrear el mundo globalizado, como por ejemplo la desigualdad en la distribución de beneficios entre ambas partes.

Las Relaciones Públicas se convierten, en consecuencia, en agentes de cambio positivos que contribuyen en gran medida a que las organizaciones empresariales tengan la capacidad para producir bienes y servicios con valores agregados que contribuyan al bienestar mutuo con la sociedad mediante una filosofía de calidad total. Para ello deben tener dentro de sus políticas acciones que les permitan flexibilizar sus ofertas y adecuarse a los cambiantes estándares de exigencias que los públicos puedan solicitar en cuanto a los tipos de productos y servicios que necesiten.

Pero más que adecuarse al momento de presentarse estas exigencias, las Relaciones Públicas en estos tiempos deben propulsar la investigación constante en las organizaciones para que estas sean capaces de anticiparse a las tendencias del mercado y de esta manera evitar la presentación de conflictos y crisis que puedan tirarse abajo muchos años de esfuerzos por construir un prestigio o concepto favorable. Esto requiere que las organizaciones empresariales sean cambiantes y a eso me refiero a que deben de reinventarse constantemente tomando como norte al cambio para convertirlo en oportunidad para mejorar sus relaciones con la gente.

Estos cambios ya empezaron a vislumbrarse desde hace 20 años cuando en muchas organizaciones de América Latina tomaron conciencia de que las Relaciones Públicas no eran una simple función decorativa como se pensó hace 50 o 40 años atrás. Desde la década de los 90s empezaron proliferar diversos programas de estudios superiores en Relaciones Públicas en diversas universidades del continente. Todo ello en respuesta a la necesidad de tener profesionales con una visión científica y humanística que posibiliten a que las organizaciones empresariales de hoy busquen integrarse mejor con sus públicos estableciendo objetivos más justos con sus públicos gracias a un mayor cuidado en las políticas comunicacionales con ellos.

Esto trajo como consecuencia que las empresas de hoy valoren mejor la importancia de mantener relaciones con todos sus públicos. Por ejemplo: antes cuando se comunicaban con los clientes lo hacían de manera general e impersonal…hoy los mensajes son dirigidos de manera personal y muy amigables con cada cliente haciéndolo sentirse importante y la razón de ser del quehacer empresarial. Al igual, respecto a los públicos internos, ya dejaron de llamarlos “trabajadores o empleados”, para denominarlos como COLABORADORES fomentando así un real equipo de trabajo para convertir a la empresa en la segunda familia de cada colaborador. Estos cambios han sido impulsados por las Relaciones Públicas ante la necesidad de humanizar el trabajo de las organizaciones promoviendo de esta manera una integración basada en un auténtico conocimiento de las necesidades y expectativas de todos los públicos de la sociedad.

Ante estos desafíos que nos propone el mundo competitivo globalizado de hoy, las Relaciones Públicas pueden responder con éxito desarrollando las siguientes acciones:

 

  • Auditorías de la comunicación internas y externas para conocer el nivel de aceptación y de buen entendimiento que pueda existir dentro y fuera de las organizaciones empresariales. Este conocimiento coadyuva al desarrollo de acciones proactivas que permitan a las empresas anticiparse a los hechos y proporcionarles a los públicos servicios óptimos que puedan marcar grandes diferencias para bien frente a las competidoras. Recordar que aquella organización que establezca una innovación será siempre recordada en la sociedad.

 

  • Desarrollo de diagnósticos certeros e imparciales sobre la opinión que puedan tener nuestros públicos sobre la organización empresarial. Ninguna organización puede desarrollar acciones exitosas de aceptación social sin antes conocer la realidad de cómo la sociedad la pueda ver.

 

  • Desarrollar una comunicación estratégica de carácter organizacional que exponga con claridad la misión, visión, políticas y valores que impulsan el quehacer de la empresa. Esta debe ser lo más clara y transparente posible porque en la actualidad, ante el desarrollo de muchos medios de comunicación masivos y virtuales, la tergiversación puede ser ocasionada por la exposición de informaciones poco claras que se presten a diversas interpretaciones. Mientras más clara sea dicha información, menor riesgo de malos entendidos y rumores.

 

  • Fomentar las políticas de Joint Venture en donde diversas organizaciones dedicadas al mismo rubro de mercado puedan ayudarse unas a otras para proporcionarle a los públicos diversas ventajas en los servicios que les puedan brindar. Estas alianzas estratégicas resultan ser muy beneficiosas para expandir mercados y tener mayor poder de negociación, sea con entidades financieras o gubernamentales.

 

  • Desarrollar acciones de Responsabilidad Social que fomenten el desarrollo autónomo de diversas comunidades, lo cual permitirá reducir la brecha existente entre diversos sectores sociales y de esta manera construir una sociedad más justa y solidaria con el patrocinio de las empresas mismas.

 

  • Hacer Relaciones Públicas a las Relaciones Públicas (1) mediante el desarrollo de programas académicos que revaloren esta profesión en toda su dimensión desde la investigación, pasando por la planificación, la ejecución y culminando con la evaluación de todas las acciones de las empresas para futuros planes de comunicación que permitan a las empresas mantenerse más cerca a sus públicos y de esta manera conservar un concepto y reputación favorables.

 

  • Aportar al bien social mediante la propuesta de políticas comunicacionales viables que permitan la interacción entre diversos públicos y las organizaciones mediante una atención dirigida a solucionar o equilibrar los intereses de ambas partes mediante una comunicación meta meta perceptiva en donde ambas partes sepan comprenderse mutuamente y encaminar metas comunes.

 

Con estas acciones las empresas de hoy, expuestas al escrutinio social, podrán mostrarse más humanas y a su vez como las agentes de cambio que impulsen un desarrollo social más justo creciendo con la gente y no a costa de la gente.

 

 

 

 

 

Perfil del escritor:

István Kovacs Halay es Doctor en Gestión Educativa y Magíster en Administración Educativa de la Universidad Peruana Unión (UPeU). Es Licenciado en Ciencias de la Comunicación especializado en Relaciones Públicas y Marketing egresado de la Universidad de San Martín de Porres. Es docente universitario en las facultades de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Privada San Juan Bautista (UPSJB), Universidad Peruana Simón Bolívar (USB) y en la Universidad César Vallejo (UCV) en la ciudad de Lima. A nivel de posgrado, es docente de la Maestría en Administración Educativa y del Doctorado en Administración en la Universidad Peruana Unión (UPeU), en la Maestría en Comunicación en la Universidad Nacional del Centro del Perú (UNCP) en la ciudad de Huancayo, a su vez, es director regional por el Perú de la Red Iberoamericana de Relaciones Públicas (REDIRP). Actualmente es consultor independiente en diversas organizaciones empresariales en Relaciones Públicas, neuromarketing, shopper marketing y gestión del talento humano. Es Conferencista y trainer nacional e internacional en temas de Relaciones Públicas, neuromarketing, educación e investigación científica. Autor de los libros: Relaciones Públicas: Del presente al futuro – editorial Alberto Díaz (2002), Relaciones Públicas: Ética, valores y teorías (2007) y un manual sobre Marketing aplicado a instituciones educativas (2011) – editorial de la Universidad Peruana Unión. Fue disertante en el V Simposio Internacional de Relaciones Públicas e Institucionales que se desarrolló el 2 y 3 de junio del presente año en la ciudad de Tucumán – Argentina.

Comentarios
Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Thanks to wordpress 4 themes, All Premium Themes and Download Free WordPress Themes Wireless Deals