OK!

Las relaciones públicas en las pequeñas y medianas empresas

By István Kovács Halay, Lima City – Perú.

Las pequeñas y medianas empresas tienen una gran ventaja sobre las empresas grandes: el contacto directo cara a cara con sus públicos internos, ambivalentes y externos, lo cual les permite demostrar de manera significativa la calidad de trato y respeto que tienen hacia ellos mediante experiencias que los públicos valoran como es la comunicación directa que pueden desarrollar los dueños y altos directivos con cada uno de ellos de manera personal, lo cual puede interpretarse como un grado sumo de interés y de respeto de estas empresas con sus stakeholders.

Por ello es que resulta ser un error pensar que las acciones y funciones de Relaciones Públicas solamente se aplican a las grandes empresas o las multinacionales en donde son necesarias desarrollar esta labor de manera constante y sostenida para saber atender las demandas y expectativas de sus públicos. Las pequeñas y medianas empresas también necesitan de la asesoría de un profesional de Relaciones Públicas por las siguientes razones:

 

  • Conservar un buen clima laboral entre el reducido equipo de colaboradores a fin de mantener el espíritu de trabajo en equipo y la coordinación constante de tareas para evitar la duplicidad de funciones y por ende una contradicción entre las versiones de cómo proceder con ciertas gestiones en la empresa que nuestros colaboradores puedan expresar frente a los públicos externos. Dese allí parte la bondad de asegurar una comunicación que inspire un clima de confianza dentro y fuera de estas empresas al mismo tiempo.

 

  • Proyectar a futuro la lealtad de sus colaboradores. Con un clima laboral basado en las comunicaciones oportunas y un trato considerado con cada integrante hará posible que cuando estos, por diversos motivos menos por un mal trato, ya no formen parte de la organización siempre comenten favorablemente hacia estas empresas realizando un efecto multiplicador positivo, ya que las opiniones de dichos ex colaboradores tendrán más peso que cualquier publicidad que dichas organizaciones puedan difundir mediante diversos medios de comunicación. No podemos darnos el lujo de ganar enemigos gratuitos producto de un trato inadecuado hacia ellos.

 

  • Tener en cuenta que cada persona y público le gusta ser escuchado y atendido cortésmente. Con mayor razón si estos son nuestros colaboradores y proveedores porque ellos son los pilares del desarrollo de nuestras empresas porque permiten que podamos cumplir con cada cliente. Por otro lado nuestros clientes siempre esperan que sepamos responder a sus inquietudes con la debida rapidez y cortesía que ellos se merecen. Mejor aún si quienes se comunican con ellos son los mismos dueños o directivos de estas empresas porque ello significa una consideración única traducida como un alto nivel de respeto y de trabajo a conciencia en favor de ellos.

 

  • Con la ayuda de los medios de comunicación y las redes sociales, establecer mecanismos de comunicación directa e inmediata con todos los públicos. Una respuesta rápida y clara por parte de los directivos de las empresas pequeñas y medianas evita rumores y malos entendidos que puedan desencadenar en comentarios masivos que destruyan el buen concepto y la reputación favorable que tanto esfuerzo pudo costarle construir a través del tiempo a estas empresas.

 

  • Conocer el estado de la comunicación en otras organizaciones de la competencia que se dediquen al mismo rubro de mercado que nosotros. Dicho conocimiento nos permitirá anticiparnos a problemas que quizás ellos puedan tener y de esta manera, gracias a este trabajo proactivo, mantener la estabilidad y el desarrollo equilibrado de nuestros intereses en conjunto con los de nuestros públicos, lo cual significa el crecimiento de nuestras organizaciones con legitimación de decisiones. Además esta anticipación en el monitoreo de nuestras comunicaciones nos permite tener un liderazgo en el mercado al posibilitar ser los primeros en innovar y por ello siempre ser recordados por nuestros stakeholders.

 

Por lo expuesto, las Relaciones Públicas en las pequeñas y medianas empresas deben aplicarse poniendo énfasis en la calidad del trato y servicio a todos sus públicos. Además de los directivos o dueños de estas empresas, el personal de ventas debe ser además un “asesor-amigo” que inspire confianza en sus públicos externos (1). Lo más importante es que en estas empresas todos sus integrantes deben practicar intensamente la cultura de las Relaciones Públicas, ya que todos y cada uno de ellos son agentes estratégicos que permitirán marcar diferencias con la competencia gracias a  ese plus que ofrece el trato directo de estas empresas con sus públicos.

 

Por estas razones es que no hay excusas para que en estas pequeñas y medianas empresas no se practiquen las Relaciones Públicas: lo pueden organizar los directivos, los mismos colaboradores entre quienes podamos tener un equipo de voceros o contar con el concurso de un asesor externo. Todos ellos suman para optimizar la comunicación con sus públicos. No debemos olvidar que existen muchas empresas que han empezado como pequeñas y con el tiempo fueron creciendo hasta convertirse en grandes empresas y corporaciones gracias al buen trato que asumieron frente a sus públicos como parte de sus culturas y filosofía de trabajo, convirtiéndose esta práctica en un estilo de vida organizacional.

 

Esta calidad óptima de trato las pequeñas y medianas empresas los pueden aplicar a sus stakeholders, gracias a las Relaciones Públicas, de la siguiente manera:

 

  • Con los colaboradores mediante capacitaciones constantes en el buen trato y una comunicación de coordinación constante fortaleciendo el trabajo en equipo.

 

  • Con los proveedores mediante actividades de integración social y capacitaciones para optimizar las relaciones de cooperación entre ambos.

 

  • Con los distribuidores o representantes a través de almuerzos de trabajo y capacitaciones para que estos difundan de manera correcta a nuestros clientes las bondades de nuestros productos o servicios fidelizando así a más clientes.

 

  • Con los clientes con promociones y servicios postventas que marquen la diferencia frente a otras empresas competidoras, además de actividades sociales que los integren con la misma organización y obsequios como merchandising que nos ayuden a expandir la publicación de nuestra marca mediante sus recomendaciones y comentarios favorables hacia nosotros.

 

  • Con la comunidad a través de la participación en programas de Responsabilidad Social en asuntos como la salud y los valores que permitan fomentar el desarrollo de un mejor estilo de vida basado en el respeto mutuo y la confianza entre ambas partes.

 

  • Con las empresas competidoras mediante el establecimiento de convenios y alianzas estratégicas que promuevan el mejoramiento de la imagen de sus marcas, además de acuerdos beneficiosos como los Joint Ventures y el cobranding que les ofrezcan mayores atenciones a los clientes, además de pertenecer a cámaras de comercio y participar en exposiciones nacionales, regionales o internacionales.

 

  • Con los gobiernos a través de un lobbying transparente y con fines beneficiosos para la comunidad, la empresa misma y el gobierno a fin de promover el desarrollo social sostenido. No hay que olvidar que si bien es cierto los gobiernos son entes fiscalizadores a las empresas, también pueden ser los mejores clientes y reportar beneficios considerables para las pequeñas y medianas empresas.

 

  • Con los periodistas y los medios de comunicación social siempre tiene que existir un trato respetuoso a fin de que ellos puedan tomar en consideración la cobertura de nuestras actividades en favor tanto de nuestros públicos internos como externos. Puede ser también mediante el apoyo a algunos informes de investigación que la prensa necesite para difundir o promocionar algún rubro del mercado.

 

 

 

 

 

Perfil del escritor:

István Kovács Halay es Doctor en Gestión Educativa y Magíster en Administración Educativa de la Universidad Peruana Unión (UPeU). Es Licenciado en Ciencias de la Comunicación especializado en Relaciones Públicas y Marketing egresado de la Universidad de San Martín de Porres. Ejerce como docente universitario en las facultades de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Privada San Juan Bautista (UPSJB), Universidad Peruana Unión (UPeU) y en la Universidad César Vallejo (UCV) en la ciudad de Lima. A nivel de posgrado, es docente de la Maestría en Administración Educativa y del Doctorado en Administración en la Universidad Peruana Unión (UPeU), en la Maestría en Comunicación en la Universidad Nacional del Centro del Perú (UNCP) en la ciudad de Huancayo. Es director regional por el Perú de la Red Iberoamericana de Relaciones Públicas (REDIRP). Actualmente es consultor independiente en diversas organizaciones empresariales en Relaciones Públicas, neuromarketing, shopper marketing y gestión del talento humano. Es Conferencista y trainer nacional e internacional en temas de Relaciones Públicas, neuromarketing, educación e investigación científica. Autor de los libros: Relaciones Públicas: Del presente al futuro – editorial Alberto Díaz (2002), Relaciones Públicas: Ética, valores y teorías (2007) y un manual sobre Marketing aplicado a instituciones educativas (2011) – editorial de la Universidad Peruana Unión. Asesor y consultor independiente en Relaciones Públicas.  Fue disertante en el V Simposio Internacional de Relaciones Públicas e Institucionales que se desarrolló el 2 y 3 de junio del 2016 en la ciudad de Tucumán – Argentina. Auspiciador stakeholder en el Showroom encuentro de Recursos Humanos y Responsabilidad Social Empresarial en el Hotel Esplendor el 6 de abril del presente año en la ciudad de Buenos Aires.

Comentarios
Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Thanks to wordpress 4 themes, All Premium Themes and Download Free WordPress Themes Wireless Deals