OK!

No termina de afianzarse la Seguridad en las empresas.

By Héctor Márquez de Buenos Aires city, Argentina

Las empresas o los empresarios creen que Seguridad es cumplir con la ley o que parezca que cumplimos con la ley, y esto es en general, llegar a los mínimos que se exigen, y obviamente no alcanza, para hacer Seguridad y más aún, Higiene y Ambiente, se necesita un verdadero compromiso, como el que se tiene con las ganancias, ventas, costos, producción, calidad, etc…

Por este sencillo motivo parece que será difícil que la Seguridad se afiance en las empresas, diría que no termina de funcionar, porque no se cree necesaria en las empresas, no es prioridad. Diría también que nadie puede admitirlo, pero como los viejos dichos populares: “dime con quién andas y te diré quién eres” o “los hábitos no hacen al monje”.

No pretendo decir que la Seguridad debe ser infinita, como tampoco lo es la Calidad, ya que si pensáramos en estos términos también sería infinito el costo detrás de mantener la misma y obviamente la empresa no sería rentable. Pero como se transformó la mentalidad del empresario a tener presente el tema Calidad hace años, también debe transformarse hoy el termino Seguridad y trabajar para que este sea un nuevo valor y no solo en palabras vacías.

Pregúntenle a cualquier empresario si le interesa la seguridad y les dirá que si, por supuesto, en nuestra empresa trabajamos en eso y varias palabras más justificando los conceptos, pero si hilamos fino, veremos que son palabras vacías que no se sustentan con políticas, inversiones o una verdadera cultura empresarial en este sentido.

Obviamente no podría generalizar y hablar así de todas las empresas, me animo a decir que son varias, muchas, pero “al que le quepa el poncho que se lo ponga”.

Hay empresas que entendieron el tema Seguridad como algo esencial del negocio como Du Pont y luego generaron un negocio con ello y no está mal, ayudan a otros a entender el tema y a modo de ejemplo tienen un programa muy bueno desde mi punto de vista llamado “Safestart”, otras empresas lo compran y creen que con esto solucionaran sus problemas, (risas)… el programa es bueno y generalmente consigue buenos resultados, pero estos se diluyen y luego se cree que el programa fracaso, pero no por el mismo, sino porque los jefes no lo siguieron, ni siquiera lo conocen en profundidad, pero como la Seguridad parece un tema fácil, de sentido común, todos opinan y creen tener la varita mágica o las soluciones al alcance de la mano, así recurren a viejos métodos conocidos, “mano dura”, más control, caminar la planta, etc.. Durante un tiempo como con el “Safestart” y luego todo vuelve atrás.

Volviendo sobre la creencia que el tema es fácil y archiconocido, Algunos creen que no es necesario tener gente capacitada para llevar adelante la tarea y menospreciándola se genera una dirección, gerencia o departamento que se ocupe del tema poniendo allí a algunos que sobran de la estructura, algún medio pelo, no profesionales del tema, algún viejo a punto de jubilarse y que por su experiencia ayude, etc…y no se capacita a los verdaderos responsables ejecutivos, jefes, gerentes, directores y CEO.

Luego es fácil echarle la culpa a los de Seguridad por incapaces o porque no hacen que la gente se cuide, y como es fácil, también es fácil desentenderse del tema.

Otro problema que aparece muchas veces es la mala costumbre de disfrazar los números o hacer que los números digan lo que no es (se contagiaron del viejo INDEC), ¿a qué apunto?; hay algunos directivos que les gusta mostrar que todo está bien, a cualquier precio e hipotecan el futuro, por mostrar algo que parece bueno hoy, no invierten en programas de prevención y no atacan los verdaderos problemas de gestión, porque lamentablemente taparon la realidad.

Que lejos estamos de generar un cambio, si no se asume la responsabilidad de la Seguridad en un todo, tenemos que seguir el camino de la Calidad; queriendo llegar a la Calidad Total, se mejoró mucho; sino se hacía, las empresas dejarían de existir por la competencia de otras, entonces se produjo el cambio de mentalidad y se empezó a tomar la responsabilidad y la cultura cambio, hoy por no pensar en estos términos en Higiene, Seguridad y Ambiente, algunas empresas tienen que lidiar con juicios, problemas ambientales, denuncias, etc. y estas pueden llevar también a la desaparición de las mismas, así que como decía un viejo amigo, “en defensa propia” empecemos a ver a la Seguridad en serio, pongámonos los pantalones largos y dejemos de minimizarla, antes que sea tarde…

La manera de salir de este brete desde mi punto de vista es, invertir en capacitación de los mandos en Higiene, Salud, Seguridad y Ambiente; armar planes que nos permitan proyectarnos en años y dejar de lado, tanto, el corto plazo.

Entiendo que con compromiso y apostando a estas 2 variables la Higiene, Salud, Seguridad y Ambiente se asemejaran a como se maneja la Calidad y la Producción, porque se podrá entender que a la larga todo lleva al éxito o fracaso de la empresa y creo que todos queremos triunfar, ¿no?

 

 

Perfil del escritor:

Héctor Márquez, Ingeniero Electricista (UNLP) y post grado en Seguridad, Higiene y Protección Ambiental (UCA), con trayectoria internacional en la conducción de equipos de Producción y especialista en Relaciones Industriales, Seguridad, Salud y Ambiente. Durante mi carrera en Tenaris he trabajado principalmente en las áreas de Operaciones (Ajuste, Laminación, Terminación) en diferentes asignaciones en Argentina y en Rumania. Las experiencias en diferentes países y áreas, más el contacto con distintas culturas me han enseñado a tener amplitud de perspectivas que ayudan para enfocar el tema de Seguridad y Ambiente desde distintos ángulos.

Comentarios
Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Thanks to wordpress 4 themes, All Premium Themes and Download Free WordPress Themes Wireless Deals