OK!

Evangelizadores de la cultura organizacional

By Soledad Perea de Córdoba city,  Argentina

El área de RRHH, como el enrolador organizacional

Muchas veces nos hemos planteado cual era el rol de RRHH dentro las organizaciones, el cual mutó desde ser meramente administración de personas, pasando por ser socios del negocio, hasta llegar a desarrollar nuevos roles, con valor y peso dentro de  las estrategias y planificaciones de las empresas.

No es poco el camino recorrido por RRHH, y especialmente dentro de los últimos  5 años, a partir de los cuales observamos que  fue adquiriendo relevancia dentro de las empresas, lo que pudimos confirmar con una mutación que se produjo, en la mirada sobre la real incidencia de trabajar con personas, y de comprender cada vez más su impacto en la sustentabilidad del negocio y de la rentabilidad.Dicho esto, muchas preguntas se fueron disparando desde los profesionales de RRHH, para acercar cada vez más a todo lo que las empresas proyectaban en cuanto a marca, imagen, nivel de ventas, desarrollo de productos y nuevas líneas de negocios, con lo que sus colaboradores internamente debían,  podían y tenían que gestionar para lograr las metas esperadas.

No es menor el hecho de que las áreas de RRHH, han recorrido un vasto camino de la mano de un gran bagaje de experiencia, conocimientos y desarrollo de nuevas habilidades, logrando paulatinamente aproximarse cada vez de modo más asertivo, al negocio y a las nuevas tecnologías, facilitando y gestionando, de manera tal que la gente se pueda desarrollar a la misma velocidad que los cambios, y que ser capaces de acompañar todos los efervescentes procesos que se vienen transitando.

Y cuando nos preguntamos ¿cómo puede recursos humanos seguir acompañando a los cambios y nuevos desafíos que nos esperan al otro lado del rio de la innovación, para poder sostener las ventajas competitivas?

A esa respuesta, la encontramos en un nuevo rol de Recursos Humanos llamado “Evangelizadores de la Cultura”, que opera en términos prácticos, de modo similar, a los clásicos lobistas o influenciadores, en materia política.

Eso que estoy describiendo, es consecuencia de la nueva impronta o perfume, que debe impregnar a Recursos Humanos….que ya se avizora… se siente en el aire, y que consiste en ser “Embajadores de la Cultura”, lo cual se halla íntimamente relacionado a conceptos clásicos de Marketing  como lo son el de Marketing de la Evangelización y el de Marca Empleadora

Esto exige seguir comprendiendo y adaptándonos lo que se viene, pero ya no más bajo las luces de la idea tradicional de flexibilidad, que se acomoda a lo nuevo, sino desde la perspectiva  de ser flexibles como la plastilina, que se acomoda en lo nuevo.

Y entonces cuando nos imaginamos ese nuevo rol ¿cómo pensamos que tendrían que ser las persona de  RRHH, para lograr hacer lobby o evangelizar?

Tendría que tratarse de personas altamente motivadas, fidelizadas, comprometidas,  y con elevados niveles de pertenencia en relación a la “causa”;  que puedan ir mas allá y hacer mucho más  que reclutar, inducir, administrar, capacitar, motivar y desarrollar personas en una organización…que puedan enrolar a quienes vayan a formar parte de cada empresa.

Es decir, procurar ni más ni menos que cada colaborador de la organización sea un “enrolado de la cultura de esa organización”, y en esas condiciones, cada persona enrolada, sería luego un multiplicador de dicha cultura.

Y que apela una vieja, pero muy efectiva practica que él es el “boca en boca”.

Desde esta mirada, que mejor que potenciar la misión, la visión y los valores de cada organización, así como el valor agregado de cada negocio en sus productos o servicios, de modo tal que sean los propios colaboradores quienes promuevan la marca tanto de modo exógeno, como endógeno!

Y las características que deben poseer los nuevos talentos de recursos humanos, tendrán que estar caracterizados por contar con fuertes dosis de liderazgo, oratoria, empowerment, engachment, motivación, negociación,  innovación, manejo de tecnologías, y ser los “grandes influenciadores de la cultura”, tanto para impulsar como para sostener la “evangelización”.

Va mucho allá de impulsar el intraemprendorismo, y apunta a recorrer de modo transversal y orgánico a la empresa toda, empapando con la cultura cada rincón y cada persona que forme parte, traccionando desde la cultura todo lo que las organizaciones se propongan.

Ahora nos preguntamos, ¿cómo podemos desarrollar este nuevo rol en RRHH?

La respuesta clave está en poder trabajar en el desarrollo de personas  como inversión, mas no como costo, y en poder formular herramientas de gestión concretas y medibles que permitan comprender las implicancias y el retorno de dicha inversión.

Así expresado parece o suena sencillo, pero resultara una pico de montaña al menos respetable para sortear.

 

 

Perfil de la escritora:

Soledad Perea es Abogada matriculada y orientada a Derecho del Trabajo, Diplomada en Derecho Empresario, Profesora del MBA Virtual en Administración de Empresas de la UE Siglo 21 en la materia Dirección de RRHH, y con formación en MBA en Administración de Empresas en proceso de tesis, así como también en proceso de certificación como Couch a través de ICC.Posee 10 años de experiencia en áreas de RRHH y RRLL, de empresas de distintos rubros y envergadura  como lo son Allus, Aegis y Telemercado Contact Center, Grupo Rhuo, Vanesa Duran SA e Indusplast Piscinas, entre otras, acompañando a las especialmente en procesos de cambio y de profesionalización.

Comentarios
Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Thanks to wordpress 4 themes, All Premium Themes and Download Free WordPress Themes Wireless Deals