OK!

Integrando a las relaciones públicas con la prevención y el ausentismo laboral

By István Kovács Halay, Lima City – Perú.

El presentismo es un problema actual que influye negativamente sobre el rendimiento y la productividad en las organizaciones empresariales. La desmotivación, el trabajar por cumplir con el horario, el asistir a las empresas solo para obtener dinero para subsistir y laburar sin convicción, resultan acciones perjudiciales que traen consecuencias nefastas dentro y fuera de las organizaciones.

Muchos de estos problemas pueden ser prevenidas con anticipación si las organizaciones cuentan con un personal calificado en administrar las comunicaciones al interior de las mismas. En este caso, las Relaciones Públicas cobran una  importancia relevante, ya que si una organización desea tener éxito en las ventas de sus productos y servicios y al mismo tiempo ser bien vista por la sociedad, estos logros deben verse desde adentro, lo cual está íntimamente relacionado con el bienestar, la salud y la motivación de sus colaboradores o públicos internos. Si bien es cierto que en la actualidad se predica de que el cliente tiene la razón, esta es consecuencia de la eficiencia y eficacia con el que laburen nuestros mejores recursos, es decir nuestros colaboradores. Por esta razón es que el problema del presentismo laboral debe ser visto como una amenaza que debe tratarse mediante una adecuada administración de la comunicación interna, siendo esta una competencia de las Relaciones Públicas.

El mundo laboral es muy competitivo y exigente al mismo tiempo, por lo que muchos colaboradores trabajan más por necesidad que por un compromiso personal o con la organización. El trabajar solo para cumplir es una de las causas principales del presentismo laboral. Es decir, estar físicamente presente en el centro de labores pero con la mente concentrada en otros problemas que pueden influir sobre la productividad del colaborador. Otro factor constituye la falta de un programa que reconozca y valore el esfuerzo de cada trabajador, hecho que puede originar la falta de motivación y el consecuente desgano en la atención que se debe dar hacia los clientes. Como manifestó Steve Jobs “Cuando alguien ama lo que hace, se nota. Cuando no amas lo que haces, se nota aún más”, frase que resume en gran parte los efectos del presentismo en las organizaciones.

A ello hay que sumarle que los colaboradores también traen cargas personales que pueden incidir sobre su rendimiento en las organizaciones. Problemas psicológicos como la ansiedad o la falta de control de su estado emocional, de salud física o asuntos familiares que al ser detectados pueden ser atendidos por los encargados de las comunicaciones y la administración de las empresas. La sumatoria de estos problemas pueden generar un clima laboral tóxico que hasta a los colaboradores más entusiastas podría afectar, ya que como seres sociales percibimos los problemas en el medio que nos rodea, más aún si algunos colaboradores no delimitan sus problemas personales de su desempeño laboral. Es allí cuando se producen los denominados climas insostenibles de trabajo, los cuales provocan el estrés y hasta inciden en la salud física y emocional de cada colaborador.

 

Frente a ello ¿ cuáles son las acciones que pueden tomar los profesionales de las Relaciones Públicas para prevenir o solucionar el problema del presentismo de los colaboradores en las organizaciones empresariales? Estas acciones pueden subdividirse en dos formas de ejercer esta labor:

 

 

Acciones de Relaciones Públicas proactivas:

 

  • Existen palabras que no cuestan nada, pero que valen mucho. Es saludable que los dirigentes sean respetuosos en dar órdenes aún en situaciones tensas que ameriten una pronta atención. El buen trato con expresiones como “por favor, muchas gracias, eres valioso, creo en tu capacidad” entre otros, eleva el espíritu de trabajo en equipo y por ende mejora la motivación de los colaboradores.

 

  • Los jefes en sus momentos de menor carga laboral pueden visitar de manera rotativa cada oficina de la empresa e interesarse por conocer las opiniones y sugerencias de los colaboradores para mejorar la productividad de la organización. Es importante que los altos mandos puedan reconocer los apellidos y nombres de sus colaboradores. Tiene un efecto psicológico distinto el nombrar al colaborador por sus nombres y apellidos al que solo por un frío “buenos días señor”.

 

  • Desarrollo de capacitaciones de manera permanente (dentro y fuera de las instalaciones de la organización) y al mismo tiempo acompañadas de actividades de socialización que permitan crear un espíritu de trabajo en equipo. Un lugar en donde todos se conocen y existe cooperación, mejora el ambiente laboral e inspira un mayor compromiso para con la empresa y sus clientes externos.

 

  • Mejoramiento de los convenios que permitan optimizar los servicios médicos para los colaboradores y sus familias para prevenir el deterioro en la salud de ellos. Un colaborador por el temor de perder su empleo en algunas ocasiones acuden a trabajar estando enfermos, hecho que puede también afectar al resto de colaboradores al transmitirles, en algunos casos, diversos problemas de salud.

 

Acciones de Relaciones Públicas reactivas:

  • Entrevistas con cada colaborador para recabar sus sugerencias y molestias hacia la manera de gerenciar la empresa. Las explicaciones claras sobre las razones de ser de las políticas adoptadas despeja dudas y temores que en muchos casos pueden estar infundados en cada colaborador, generando así un clima tenso por causas que en realidad no existen.

 

  • El fomento de relaciones respetuosas con sus públicos. Las Relaciones Públicas mediante una asesoría en la política comunicacional organizacional de alto nivel, pueden propiciar acercamientos que logren una plena identificación de los públicos con las organizaciones. Este acercamiento es la base del liderazgo que puede lograr que dichos públicos se mantengan como fieles seguidores de las organizaciones.

 

  • La disposición al diálogo permanente por parte de la alta gerencia. Esto genera un clima de confianza entre los colaboradores quienes ven a sus jefes como líderes y no como simples autoridades establecidos formalmente.

 

  • Encuestas de satisfacción permanentes que permitan detectar los malos entendidos y la falta de información por parte de los colaboradores. Esto lo debe administrar el departamento de Relaciones Públicas al ejercer una auténtica función de asesoría a la alta dirección en temas de políticas de comunicación.

 

  • Mejoramiento del sistema de seguridad en los centros de trabajo para salvaguardar la integridad física y emocional de los colaboradores. Esto debe ser coordinado por las Relaciones Públicas junto con el departamento de personal.

 

  • Desarrollo de un programa de incentivos de reconocimiento económico y social a los mejores colaboradores, lo cual fomenta un espíritu de mayor compromiso en pro del bienestar de los integrantes de la organización empresarial en su conjunto. Se debe reconocer el esfuerzo de cada colaborador en diversos aspectos como productividad, rendimiento, calidad de atención, iniciativa, mejores sugerencias y la capacidad de mantener unido a cada equipo de trabajo.

 

Como se puede observar, las Relaciones Públicas pueden asumir un papel preponderante tanto en la prevención como en la solución contra el problema del presentismo en las organizaciones empresariales. En todo momento los directivos deben mostrarse interesados en las necesidades y expectativas de sus colaboradores quienes al sentirse debidamente escuchados y atendidos, pueden mejorar ostensiblemente su calidad de trabajo en beneficio del crecimiento de las empresas gracias al desarrollo de un clima de comunicación favorable.

 

 

Perfil del escritor: 

István Kovác Halay es Doctor en Gestión Educativa y Magíster en Administración Educativa de la Universidad Peruana Unión (UPeU). Es Licenciado en Ciencias de la Comunicación especializado en Relaciones Públicas y Marketing egresado de la Universidad de San Martín de Porres. Es docente universitario en las facultades de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Privada San Juan Bautista (UPSJB), Universidad Peruana Simón Bolívar (USB) y en la Universidad César Vallejo (UCV) en la ciudad de Lima. A nivel de posgrado, es docente de la Maestría en Administración Educativa en la Universidad Peruana Unión (UPeU) y en la Maestría en Comunicación Estratégica y Responsabilidad Social Corporativa en la Universidad Nacional del Centro del Perú (UNCP) en la ciudad de Huancayo. Es director regional por el Perú de la Red Iberoamericana de Relaciones Públicas (REDIRP). Actualmente es consultor independiente en diversas organizaciones empresariales en Relaciones Públicas, neuromarketing y gestión del talento humano. Es Conferencista y trainner nacional e internacional en temas de Relaciones Públicas, neuromarketing, educación e investigación científica. Autor de los libros: Relaciones Públicas: Del presente al futuro – editorial Alberto Díaz (2002), Relaciones Públicas: Ética, valores y teorías (2007) y un manual sobre Marketing aplicado a instituciones educativas (2011) – editorial de la Universidad Peruana Unión. Fue disertante en el II Simposio Internacional de Comunicación y Cultura (SINCULT 2017) que se desarrolló del 30 de noviembre al 2 de diciembre del 2017 en la ciudad de Salvador de Bahía – Brasil.

Comentarios
Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Thanks to wordpress 4 themes, All Premium Themes and Download Free WordPress Themes Wireless Deals