OK!

“Delito de contrabando vs. Infracción de contrabando”

By David J. del Rosal de Buenos Aires city, Argentina

En materia aduanera siempre se ha asociado al contrabando con el delito y no con la infracción. Actualmente el Código Aduanero Argentino (ley 22.415), bien distingue ambas tipologías dentro de la Sección XII “DISPOSICIONES PENALES”, ubicándose en el cuerpo normativo en los títulos correspondientes: al delito contrabando, al supuesto simple, al agravado o calificado, en “Delitos Aduaneros” (del art. 862 al 867). Por otro lado, a la infracción de contrabando menor como la primera dentro de “Infracciones aduaneras” (del art. 947 al 949). Por lo cual ya desde una primera lectura del índice del Código Aduanero Argentino se puede notar una importante diferencia entre ambos tipos legales.

A nivel internacional se entiende al contrabando como un delito económico transaccional, por el que existe una gran diferencia de precio entre los países en que la se realiza. Vale aclarar que el tráfico internacional de mercaderías (TIM) es legal, y lo que marca su ilegalidad es la violación de sus normas de control, función que cumple el servicio aduanero (Bien jurídico protegido por el por las disposiciones penales del Código Aduanero Argentino).

Pero, en principio, debemos contestar dos pregustas fundamentales:

1, ¿Qué es un delito?   2. ¿Qué es una Infracción?

Podemos definir sencillamente al delito como: La acción o conducta humana voluntaria, típica, antijurídica y culpable. Teniendo los tipos dolosos (con intención) y los culposos (sin intención, realizados por negligencia, imprudencia o inobservancia), y a la infracción como: El incumplimiento o quebrantamiento de una norma, una convención o un pacto preestablecido. La gran diferencia que existe entre ambas radica en el campo del derecho que recaigan, y en la sanción que le sea aplicable. El delito es propio del derecho penal y se sanciona con una pena privativa de la libertad; mientras que la infracción se encuentra bajo la órbita del derecho administrativo sancionador, y es allí donde se aplica la pena de multa. Sin perjuicio de que en ambos supuestos se puedan aplicar otras sanciones accesorias como el comiso, secuestro, inhabilitación y la clausura.

Ahora que ha aclarado y diferenciado las figuras en tratamiento hay que llevarlas al campo del Derecho Aduanero, es decir, a los delitos e infracciones aduaneras para llegar al objetivo de análisis “Delito de contrabando aduanero vs. Infracción de contrabando” que tanto complica al entendimiento de estudiantes y lectores en general.

El Dr. Héctor G. Vidal Albarracín en colaboración con el Dr. Enrique Carlos Barreira juristas argentinos que se especialistas en la materia aduanera se han referido al tema estableciendo que “la infracción aduanera requiere de un mínimo de culpabilidad, lo que no significa que no halla intencionalidad, sino que ese grado de subjetividad no es exigible para que se configure como tal” (“Responsabilidad en las Infracciones Aduaneras – Revista La Ley – Tomo 1989-A – pag.925 y siguientes en el título VI “La estructura del tipo infraccional). En nuestro Código Aduanero su estructura coincide con la de los delitos culposos, pero en las Infracciones aduaneras se requiere que el incumplimiento provenga del grado de responsabilidades de quienes lo realizan.

Los delitos aduaneros presentan similitudes con los supuestos tipificados como infracción, como bien se aclaró anteriormente y se puede observar en la normativa actual, las principales diferencias entre ambas tipicidades son:

  • Bien jurídico protegido.
  • Órbita del Derecho aplicable.
  • Competencia procesal y procedimientos.
  • Pena principal aplicable.

Estas cuestiones serán aclaradas brevemente:

  • Bien jurídico protegido: en el caso de los Delitos aduaneros, la normativa protege el control del servicio aduanero en el Tráfico Internacional de Mercaderías (TIM), mientras que en el supuesto de Infracción aduanera, la norma protege los intereses de la administración pública. Por ejemplo: en el 1er caso se protege el ingreso o egreso de una mercadería con conocimiento que estaba prohibida, y en el 2do, una declaración distinta a lo realmente ingresado, ocasionando así un perjuicio fiscal.
  • En materia aduanera todo está regulado por la Ley 22.415 (Código Aduanero), pero debemos diferenciar que los delitos son cuestiones penales aduaneras, mientras que las infracciones están dentro del marco de lo contencioso administrativo.
  • En la competencia jurisdiccional, todo lo referente a los delitos aduaneros, si bien en primera instancia se resuelve en sede aduanera, ante la presencia de un ilícito con pena privativa de la libertad, quien se encarga de llevar adelante el proceso es la justicia en lo penal económico (existe una doble jurisdicción), mientras que en materia de infracciones aduaneras se resuelve en el ámbito de la aduana en la cual se ha cometido la misma.
  • En cuanto a la pena aplicable a los delitos se aplica una pena privativa de la libertad, y dependerá la gravedad del hecho y en qué delito aduanero se configure. Y respecto a las infracciones aduaneras serán pasibles de una pena de multa que irá de acuerdo al tipo legal configurado. En ambas, también se le podrán aplicar otras penas accesorias como el comiso, secuestro, inhabilitación y clausura.

 

Finalmente hay que ver ¿porqué el supuesto de infracción de contrabando “menor” es una infracción y no entra dentro de los delitos aduaneros?

A través de este tipo de infracción se sanciona con el comiso y multa los supuestos de contrabando (art. 863 C.A), supuestos de contrabando simple (art. 864 C.A), contrabando agravado por la naturaleza de la mercadería “prohibición absoluta” (art. 865 inc. “g” C.A) como así también los supuestos de tentativa (arts. 871 y 873 CA) que por el valor en plaza de la mercadería, el legislador ha decidido darles un tratamiento infraccional excluyéndolo del delictual. Siempre que el valor en plaza de la mercadería objeto de contrabando o su tentativa, fuere superior a PESOS CIEN MIL ($ 100.000) y si se tratare de tabaco o sus derivados deberá ser superior a PESOS TREINTA MIL ($ 30.000) serán sancionados con una multa de DOS (2) a DIEZ (10) veces el valor de la mercadería y el comiso de ésta. Además en último supuesto (tabaco y derivados) se establece no solo el comiso sino la destrucción de la mercadería en infracción. Sin perjuicio de ellos, en todos los casos, cualquiera sea la mercadería, sino fuera posible el comiso, esté podrá sustituirse con una multa igual a su valor en plaza.

En este tipo de infracción se puede ver el límite con el delito, y como se ha referido previamente, se traduce en una cuestión objetiva que es valor en plaza de la mercadería:

 

  • Delito de contrabando mayor, no está tipificado en la legislación aduanera argentina. El delito se configura como contrabando, contrabando simple y agravado o calificado.
  • Delito de contrabando simple no es sinónimo de “delito de contrabando menor”, el primero es un delito y el segundo una infracción.
  • En ambos supuestos (Delito de contrabando e Infracción de contrabando menor) existe la intención del autor de llevar adelante la conducta dañosa tipificada, pero el monto de la mercadería es la que marca la diferencia entre ambas.

El tope legal actualmente establecido entre el delito y la infracción de contrabando menor es:

  • Inferior a $ 30.000 en tabaco y derivados
  • Inferior a $ 100.000 cualquier otra mercadería.

Si supera ese carácter cuantitativo se rompe el límite de la infracción de contrabando menor, y pasa a ser un delito de contrabando o cualquier supuesto de contrabando simple sancionado con una pena corporal (privativa de la libertad).

 

CONCLUSIONES: La normativa aduanera argentina (Ley 22.415) es bien clara respecto a la diferenciación entre los tipos de contrabando y como se sancionan estos, para lo cual  no se tendrá en cuenta la intencionalidad en realizar la conducta dañosa, sino que la gravedad en la aplicación de la pena se relaciona con los topes mínimos económicos de la mercadería que son objeto del contrabando, es decir, se aplicara una pena privativa de la libertad de DOS (2) años a OCHO (8) al autor de un contrabando y contrabando simple (arts. 863 y 864 C.A), y su tentativa (arts. 871 y 873 C.A), y en los supuestos de infracción de contrabando menor (art. 947 C.A) una multa de DOS (2) a DIEZ (10) veces el valor en plaza de la mercadería en infracción y su comiso, como la destrucción en el supuesto del tabaco y sus derivados. Así también se diferencia la jurisdicción para la sustanciación de los procesos de cada uno de estos tipos legales aduaneros (delitos o infracción según corresponda).

 

 

 

Perfil del escritor:

David J. del Rosal, es Abogado (UNLP), nacido en la ciudad de La Plata (Los Hornos) y vive en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hace más de 7 años. Especialista en Asesoramiento Jurídico Empresarial (UBA), Derecho Laboral (CPACF) y Dip. En Psiquiatría Forense (UB). Actualmente es socio fundador de DJdR & Asoc. donde se desempeña como Abogado Laboralista, Asesor Empresarial y de Consorcios de Propietarios; Es profesor titular de la Universidad del Salvador (USAL) en la Facultad de Administración y Ciencias Económicas, en la carrera de Comercio Internacional, a cargo de Derecho Tributario, Legislación Aduanera, Derecho Aduanero y Principios del Derecho Privado; Profesor titular en el Instituto de la Rivera, en la carrera de Técnico de Despacho Aduanero, a cargo de Derecho Comercial, Régimen Legal Aduanero I y II, Metodología de Estudio,  y Derecho Tributario; Se desempeña en Capacitaciones, Consultorías y Asesoramiento Legal en materia aduanera en SOLCOMEX; Realizo varios seminarios sobre Negociación y Resolución de Conflictos laborales. Colaboró con artículos para los diferentes diarios a nivel nacional e internacional, entre otros.

Comentarios
Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Thanks to wordpress 4 themes, All Premium Themes and Download Free WordPress Themes Wireless Deals