OK!

¿Son necesarias las gestiones del relacionista público en las organizaciones?

 By István Kovács Halay, Lima City – Perú.

El aporte de valor de las relaciones públicas en el desarrollo de las organizaciones

 Sin lugar a dudas, las Relaciones Públicas cumplen una función estratégica  y crucial en el logro del buen concepto que toda organización, sea institucional, empresarial o corporativa, requiere para seguir creciendo y desarrollándose dentro de una sociedad con culturas, necesidades, expectativas y necesidades que influyen sobre el accionar y las políticas de dichas organizaciones.

Por ello es que esta labor es eminentemente provechosa para todo tipo de organización porque basa su trabajo en el respeto a la dignidad humana, en el equilibrio de intereses de las empresas con las comunidades, la filantropía, el cumplimiento de la responsabilidad social, la ética, la veracidad y la búsqueda del bienestar común. Aquí encontramos la esencia de las Relaciones Públicas: “Hacer las cosas bien, hacerlas saber y hacerlas sentir” (1) porque todas estas acciones deben contar con el pleno conocimiento y consentimiento de los públicos quienes deben sentirse parte de las organizaciones. Además, toda comunicación que emitan las oficinas de comunicación de las empresas mediante sus comunicados y notas de prensa que deben estar respaldadas por acciones concretas que todos los públicos puedan comprobar, logrando así en esta concordancia entre el hacer y el decir la credibilidad que a su vez se convierte en la piedra angular de cualquier acción de Relaciones Públicas.

A la luz de estas afirmaciones, no se puede considerar en su esencia a las relaciones como promotoras de acciones fraudulentas como el tráfico de influencias, los sobornos a los gobiernos, la compra de conciencias en la prensa y la política o cualquier otro acto de corrupción. Lamentablemente en los últimos años en diversos países de Latino américa el problema de la corrupción ha tirado abajo muchas honras, tanto personales como profesionales y organizacionales, en los cuales en muchos casos diversos personajes justificaron irresponsablemente su accionar en estos actos dolosos basados en contactos con diversos grupos de poder como “acciones de Relaciones Públicas”, desvirtuando así la noble labor que desempeña esta profesión que busca humanizar el trabajo de las empresas y contribuir a la construcción de una sociedad más justa.

Estas bondades que ofrecen las Relaciones Públicas no pueden ser menospreciadas por ninguna clase de organización empresarial ni institucional. Para que las organizaciones puedan crecer necesitan trabajar con cultura de Relaciones Públicas, por lo que todos los miembros que conforman estas organizaciones deben tener un conocimiento certero de esta profesión. Para incidir más en las ventajas que proporcionan nuestra profesión bien ejercida por profesionales quienes respetan su carácter científico y ético, es que proponemos estos nueve principios que reafirman la existencia de las Relaciones Públicas positivas:

 

  • PONER NORMAS CLARAS: Es necesario que los empresarios y la alta gerencia se cercioren de establecer las reglas de juego, las políticas y los procedimientos a seguir para el funcionamiento ordenado de la empresa dejando en claro las funciones de cada colaborador, los trámites que los clientes y demás públicos deben seguir para ser atendidos adecuadamente. Esto le da orden y coherencia al accionar de la empresa y ante los ojos de los públicos internos y externos la empresa se gana el prestigio de ser ordenada y formal. Es inaceptable que en una misma empresa sus colaboradores manifiesten a los públicos externos versiones contradictorias o distintas que causen confusión y un mal concepto sobre la organización.

 

  • OBSERVAR LAS NECESIDADES Y EXPECTATIVAS DE NUESTROS PÚBLICOS: Es positivo que las empresas efectúen auditorías internas y externas de sus comunicaciones para estar sintonizadas con los cambios que experimenten sus públicos de acuerdo a las exigencias sociales que son dinámicas. El conocimiento certero de estos cambios asegura que las organizaciones desarrollen acciones proactivas de Relaciones Públicas a fin de evitar futuros conflictos y crisis producto de la falta de entendimiento entre ambas partes. Esta observación acerca a las empresas con sus públicos fomentando una nueva relación de perceptor – perceptor.

 

  • SER BUENOS EMPRESARIOS: En la actualidad es mejor empresario aquél que se preocupa por humanizar mejor el trabajo de su organización desarrollando programas de responsabilidad social como su “modus vivendi” que logre contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de diversos sectores de la sociedad, a diferencia de aquel que solo le interese generar ganancias a toda costa a costa de la gente dejando de lado temas importantes como la salud, la seguridad y el bienestar de sus públicos.

 

  • INVESTIGAR CONSTANTEMENTE: El carácter científico de las Relaciones Públicas  le proporciona a las empresas las herramientas necesarias para detectar a tiempo problemas potenciales evitando problemas mayores que comprometan su buen concepto, al mismo tiempo que también permite a las organizaciones efectuar los ajustes necesarios para establecer nuevas estrategias y cambios significativos que se ajusten a las necesidades de sus públicos. Acciones como el rebranding y el benchmarking son el resultado de investigaciones de mercado que pueden ser reforzadas por las Relaciones Públicas.

 

  • TIEMPO PARA ESCUCHAR A NUESTROS PÚBLICOS: Como una expresión más de la investigación que efectúan las Relaciones Públicas, las empresas disponen de instrumentos como las encuestas presenciales y on-line, los sondeos, las técnicas del cliente oculto y todas las bondades de las redes sociales para conocer de cerca las opiniones y sugerencias de sus públicos, quienes al sentirse escuchados podrán sentirse mejor identificados con las organizaciones, fomentando así la integración armoniosa entre ambas partes.

 

  • INTERACTUAR CON NUESTROS PÚBLICOS: Responder al instante a cualquier sugerencia, consulta o duda que puedan expresar nuestros públicos es señal de respeto y consideración de las organizaciones hacia ellos.

 

  • VALORAR LAS RESPUESTAS Y REACCIONES DE NUESTROS PÚBLICOS: Lo que nuestros públicos pueden decir se convierten en sinergias para las empresas porque son informaciones valiosas las cuales pueden contener ideas innovadoras que permitan lograr a las organizaciones el liderazgo en el posicionamiento de la sociedad anticipando cambios frente a los competidores.

 

  • ATENDER CON VOCACIÓN DE SERVICIO A NUESTROS PÚBLICOS: En todo momento hacer sentir a los públicos como parte fundamental de las organizaciones, antes, durante y después de las ventas. Una de las cosas que más critican los públicos a las empresas es que estas generalmente los atienden con mucha dedicación a la hora de tratar de convencerlos para venderles diversos productos o servicios, pero a la hora de atender sus reclamos la calidad de atención no es hecha con el mismo esmero.

 

  • SABER ACEPTARNOS Y SUPERARNOS COMO ORGANIZACIÓN: Además de conocer nuestras fortalezas, también es necesario reconocer nuestras debilidades y fomentar el trabajo en equipo para superar los puntos débiles de las organizaciones para convertirlos en oportunidades de crecimiento y desarrollo sostenido compartido con sus públicos.

 

  • Kovács, H.I. (2007) Relaciones Públicas: ética, valores y teorías. Editorial Universidad Peruana Unión. Lima – Perú. (p. 106)

 

 

Perfil del escritor:

István Kovács Halay. Es Doctor en Gestión Educativa y Magíster en Administración Educativa de la Universidad Peruana Unión (UPeU). Es Licenciado en Ciencias de la Comunicación especializado en Relaciones Públicas y Marketing egresado de la Universidad de San Martín de Porres (USMP). Docente universitario en las facultades de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Privada San Juan Bautista (UPSJB) y la Universidad César Vallejo (UCV) en la ciudad de Lima. A nivel de posgrado, es docente de la Maestría en Administración Educativa en la Universidad Peruana Unión (UPeU) y en la Maestría en Comunicación Estratégica y Responsabilidad Social Corporativa en la Universidad Nacional del Centro del Perú (UNCP) en la ciudad de Huancayo. Es Vice Presidente de la zona centro (Perú – Brasil – Ecuador – Colombia y Venezuela) de la Red Iberoamericana de Relaciones Públicas (REDIRP). Actualmente es consultor independiente en diversas organizaciones empresariales en Relaciones Públicas, neuromarketing y gestión del talento humano. Es Conferencista y trainner nacional e internacional en temas de Relaciones Públicas, neuromarketing, educación e investigación científica. Autor de los libros: Relaciones Públicas: Del presente al futuro (2002), Relaciones Públicas: Ética, valores y teorías (2007). Es Miembro Embajador en la Cámara Internacional de Conferencistas (CIC-833).

Comentarios
Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Thanks to wordpress 4 themes, All Premium Themes and Download Free WordPress Themes Wireless Deals